Baden-Baden

Baden-Baden, a sólo veinte kilómetros de la frontera entre Alemania y Francia, siendo la ciudad famosa por la calidad de vida de sus habitantes como a sus visitantes. Muchos como Baden-Baden es un complejo reconocido la salud ya la reactivación de la actividad final XVIII: spa, casino, la actividad Baden-Baden rápidamente se convirtió en la atracción de una clientela de gran prestigio, dando reconocimiento a la ciudad. Las galerías de arte, tales como el Palais des Festivals se completó a partir de entonces la oferta de la ciudad. Incluso hoy en día, a pesar del desarrollo urbano inevitable, Baden-Banden enlatada visitantes una sensación de bienestar: este es quizás debido a su posición en el medio del Bosque Negro: la ciudad está casi totalmente llena de árboles, que ofrecen un entorno natural inmejorable de fácil acceso.